jueves, 7 de junio de 2018

Poema de papelera

Y sé que hay una distancia
que se improvisa entre mi cielo y el tuyo;
como un pedazo de cristal en el calidoscopio de un sueño infantil.
Un corazón lleno como en un vórtice de luz,
como joya planetaria... ¡Azul!
Por eso, estoy como anclada en este ser mío,
y mi alma me frena y pregunta:
¡cómo puedo codiciar lo que ya tuve!
Sabe que puedo disparar palabras como ascuas
y herir lo que prefiguro del destino que llevan.

-Escribo y...¡la papelera del rincón está llena!

Por eso, anclada en mí, me rodeo de ideas,
me contengo y me defiendo con las más sumisas,
las busco en los bolsillos del que conjuga un tiempo pasado;
las palpo y vierto dentro de mí, las lanzo y vuelan en el viento.
Y sé que llegan y van henchidas de felicidad,
porque vuelven en esa dicotomía que permite vivir...un poco más...

Entonces, me digo:
¡Que espere la papelera!


alattkeva

domingo, 3 de junio de 2018

La palabra en el verso

Las palabras en el verso me interesan
porque soy quien las piensa de mi mano;
por alguna razón su cuerpo hermano,
es consciente del ser, con lo que expresan.

Me permite que avale y las sopesan,
esos seres en almas de su arcano;
la memoria en vivencias de lo humano,
son la fuente de vida y nunca cesan.

Las palabras no niegan cada historia,
desentrañan la voz de su principio;
descubriendo su tiempo y trascendencia.

Van rodando en la rueda de la noria
siendo vida y lenguaje de su oficio;
como un logro alegrando convivencia. 


alattlakeva

martes, 29 de mayo de 2018

Buscando recuerdos

Buscando por ahí recuerdos que encuentro dispersos por todo sitio.
hallo algunas cosillas que me traigo y dejo por aquí:

Bonitas son las lavandas
floreciendo en primavera,
y más linda quien se posa
compitiendo su belleza.
***
No las tengo abandonada
y es difícil olvidarse,
cada una en su morada
dando al ocio su buen arte.

---------
Si las almas tuvieran sombra, más de una estaría en fusión eterna con la luz que más ama.
alv
----
Un Haiku:
Alados sueños
de las aves en vuelo
Al horizonte.  *alv
---
Para un comentario:
El silencio es la parte más apreciada de todo amor  que prefiere mantenerse en la admiración, el deslumbramiento y la contemplación. Así intocable se hace perfecto, quizá porque el Amor verdadero necesita pruebas, para poder saber hasta que punto podemos añorarlo, para dejarse sentir tal como es; evanescente.
------------
 Para marcar diferencia, nos ha de distinguir algo más que tener una buena conciencia: siendo responsables de nuestros actos. *alv
***
De los cuentos con: "Mi maga", mi abuela materna.

Esferas azules

Helmi, se llamaba la niña de este relato. Los hechos ocurrieron en un pequeño pueblo del norte escandinavo. La niña había visto algo que no se explicaban los que recuerdan lo ocurrido. Y comentaban: ¿por qué a ella le pasaban esas cosas y no a las demás compañeras de clase?  
Los hechos que les cuento pasaron en el recreo de la escuela, cuando todo mundo jugaba y corría feliz de un lado a otro, persiguiendo una pelota azul. Helmi y otras niñas miraban a las demás compañeras jugar. Dos profesoras vigilaban a todas las niñas mientras conversaban, pero sin dejar de mirar lo que hacían. De improviso, Helmi, se levantó y salió corriendo hacia la pelota azul, aunque nadie sabía porqué lo había hecho. Para Helmi no era una pelota, sino, "una esfera azul", la que ya había visto bajar del cielo antes de entrar a clase, y ver cómo se quedaba quieta y sin botar en el suelo y en mitad del patio. Estaba acostumbrada a ver ese tipo de esferas casi a diario y ciertos fenómenos que los demás no veían. Nunca les daba importancia y formaban parte de su mundo que compartía con su abuela.
Las había visto muchas veces por el jardín de su casa, pero nunca las había intentado coger con sus manos. Su abuela se lo había prohibido, pues quien la cogiese en las manos desaparecía de inmediato, o se convertía en una esfera azul volando hacia el cielo desde donde venían. Pero en ese momento en que las demás niñas jugaban, no era el adecuado para explicar a sus compañeras y profesoras, porqué iba a hacer lo que pensaba. Y menos, porqué ella sabía lo que iba a pasar si no intervenía de inmediato, desaparecía una de sus compañeras o todas a la vez.  Sólo bastaban unos pasos para llegar a la esfera azul, cuando sintió que alguien la detenía con fuerza, evitando que ella se hiciera con lo que llamaban las demás niñas "una pelota''. Todo pasó en un instante, nadie ha podido explicar lo ocurrido más que Helmi a su abuela, pues las niñas que habían tocado con sus pies la esfera azul, desaparecieron todas en ese preciso momento. Y el grupo de compañeras que la rodeaba, antes de levantarse en busca de la esfera azul, y empezar a correr, pensaron que era la culpable de esa desaparición de todas las niñas; pues estuvo contándoles algunas cosas extrañas que la pasaban.
Así que, Helmi, ante el bullicio y el caos que se armó por las compañeras desaparecidas, se zafó como pudo, de las manos de una de las maestras encargadas que la retenía, y salió corriendo hasta su casa. No podía aguantar a las otras niñas que se burlaban de ella, que no la creían y se sentía culpable de su desaparición, incomprendida y discriminada por todas sus compañeras. Algunas tenían más años que ella y eran muy malas alumnas, aunque creían saberlo todo. Ella era la más pequeña del grupo y por su cabello abundante, rubio y rizado, la habían puesto el mote de "Matojo", lo mismo que esas plantas de monte muy pobladas y espesas, que abundaban por el lugar.  
Mientras se alejaba monte abajo hasta su casa, escuchaba cómo reían sus amigas,  llamándola por ese mote que le parecía  horrible. Su cuerpo apenas levantaba poco más de cuatro palmos del suelo, pero corría como una liebre monte abajo. Sabía que lo que contaba a sus amigas no era del gusto de las maestras y menos, lo que decía ver de esas cosas que no percibían sus compañeras de clase, ni sus maestras que tanto sabían, era lo que más extrañaba de lo que creen que todo lo saben. Por todo eso se sentía rara, diferente y extraña a las demás niñas de su edad. Las maestras pensaban, que tenían que hacer caso al rumor de lo que las niñas contaban de su compañera Helmi, y por eso estaban todas vigilando en el patio ese día, para observarla.  
Cuando Helmi llegó a la huerta donde estaba su abuela, ésta ya la había divisado desde que empezó a gritar llamándola desesperada y salió a su encuentro, hasta abrazarse a ella y enjugar sus lágrimas con el delantal que llevaba puesto. Tardó un rato en consolar a su nieta. Y llevándola a la cocina, hizo que se sentara a tomar algo con ella y esperó a que estuviese tranquila para que contase lo ocurrido. 
A trompicones y aún hipando por el mal rato pasado, Helmi empezó a contarle a su abuela, pidiéndole que no se riera de ella, como las demás niñas de la escuela.  Ésta, comprensiva la escuchó en silencio y con gran atención.
 -Mira, hija, eres como yo, pero no te preocupes de tus 'ojos de ver', ¿qué ha sido esta vez, dime lo que te ha ocurrido? 
-Abuela, ya sabes todo eso que me pasa... Que dices que no lo cuente a nadie, pero hoy he sido desobediente para ver qué pensaban mis amigas de la escuela,  y así evitar que se riesen de mi cabello ensortijado, mi cuerpo pequeño, y que me tuviesen envidia por hacer bien mis deberes de la escuela y saber de memoria lo que nos piden; así que les referí algo de lo que ya sabes tú y mamá de mí, sólo para asustarlas. Todo iba bien pero llegaron las compañeras mayores y se sentaron con nosotras; y empezaron a reír y a negar que todo lo que les decía fuese cierto. Y me dio mucha rabia. Entonces, me levante del banco y fui corriendo a recuperar mi esfera azul para desaparecer para siempre. No quería estar con ellas ni esas profesoras que vigilaban, mirándome todo el rato sólo a mí, pero antes de llegar desaparecieron todas las niñas que jugaban con "la pelota azul", como la llamaron al verla en el suelo del patio y empezaron a darle patadas. Yo la había visto antes bajar del cielo y ponerse en el suelo, al llegar a clase. Era tarde y no la hice caso dejándola allí.   

¡Ay, mi niña, tus ojos y los míos son heredados de todas las generaciones de mi parte materna. Nos hemos traído nuestros antepasados encima con todas sus experiencias y sus historias de siglos. Así que cada vez que veas algo apúntalo o me lo cuentas y con ello te tranquilizas, siempre te lo he dicho, ve a por papel y lápiz, hoy es domingo. Pero dime: ¿qué hacías en la escuela con pijama si hoy no es un día de clase?
Mientras su abuela preguntaba a su nieta, ésta se miraba la ropa que llevaba encima y los pies descalzos, muy sorprendida. 
¿Venga, cuéntame qué te ha pasado, son acaso por esas esferas azules con las que has soñado de nuevo, y has ido hasta la escuela, detrás de ellas como una sonámbula? ¡Vístete y luego me cuentas de nuevo lo que te ha ocurrido, pero mejor escríbelo, que tienes todo el día para ello, luego me lo lees, ya veremos qué extraemos para reír un rato de esos fantasmas, que se difuminan en la niebla de nuestros sueños o en la realidad de nuestras ilusiones. ¿Sabes?...Hoy no hay nadie en la escuela, lo sé porque pasaron muy temprano tus maestras de excursión y me saludaron. Preguntaron por ti y estaban durmiendo... ¿Lo vas comprendiendo? A mí también me pasaba de niña y sufría por ello. Se trata de no tener miedo por lo que percibes y sí de quien lo niega u opina lo contrario, para hacerte rabiar. o beneficiarse de las ideas que les estás dando... Porque, lo que estás contando y está en tu cabeza, es tuyo, no te olvides y debes guardarlo para ti; pero también debes aprender a relatarlo como si fuese cierto, como un cuento más, una realidad que por extraña que parezca, llama la atención, porque nadie la cree si no es haciendo un cuento con ella, un relato para para pasar el tiempo, como lo haces tú leyendo tus cuentos de hadas, gigantes, duendes y princesas. Eso se llama creación literaria. Ya te enseñaré mi niña a conducir ese loco cerebro lleno de rica fantasía como el mío; así no notarás esa crueldad del incrédulo que te hará sufrir, porque todo lo que has visto o percibido con los sentidos de verdad y despierta, no son producto de tus sueños ni te lo has figurado y yo y tu madre sí te creemos, cuando nos dices que has visto algo...y nos lo cuentas como ahora. Confiamos en tu mente y que aprendas mucho, para poder relatar tantas historias como las de los grandes fabulistas y otros cuentistas importantes, como las que guardas y ves de cierta manera que no ven otros, aún antes de ocurrir. Hoy, mi niña has caminado sonámbula hasta la escuela, debí cerrar la cancela del portón que te dejaste abierta y me extraño, pero confiada me fui a la huerta a remover la tierra de lo sembrado...¡Venga, niña, ve a lavarte y ponte la ropa que tienes el pijama puesto todavía! 
Helmi, que había dejado de hablar mientras su abuela explicaba lo ocurrido, comprendió todo, la besó y se fue a la habitación feliz y tranquila diciendo: -"¡Estoy despierta, era una pesadilla más, soy una sonámbula muy tonta y qué bueno que sea hoy domingo!" Al llegar a la habitación ve con sorpresa que hay una esfera azul delante de la puerta... Y nerviosa chilla llamando a su abuela:
-¿Pero abuela, qué hago con la esfera que hay en la puerta de mi habitación? ¿Acaso sigo dormida y no es hoy, domingo?
Y contestó su abuela:
-No te preocupes, esa te la dejé anoche con un cuento dentro, la recuperé del patio de la escuela antes de verte bajar corriendo.


alattkeva

La historia es cierta y una de tantas.

Este tipo de cosas que nos pueden pasar, lo que indican es que, si percibes lo que otros no pueden ver, escuchar o sentir, es posible que lo que se figuren de ti no sea agradable. Esto pensaría la abuela de Helmi y seguro que no le gustaría lo que podrían figurarse de su nieta, ya sabemos del genio que tiene cualquier abuela defendiendo a sus nietos, como si fuesen sus propios hijos y sobre todo la verdad. Entonces, comprendes a diferencias de las buenas y malas vibraciones que rodean la realidad individual, en quienes así piensan. Hay que relajarse, dejar de confiar en alunas gentes y que fluya en silencio la magia que no tienen y no pueden manejar como la abuela de Helmi.

¿Sabes porqué, lector?
...

Porque la vida de algunos seres humanos es plana y muy triste, sólo les pasan cosas comunes que a todos pueden pasar, pero nunca nada que les sorprenda o les haga reflexionar, hasta que cae algo en sus manos que no se esperaban... Entonces reflexionan.  Es el sino una gracia especial. Basta reflexionar cada día para comprendernos mejor y, sobre lo que vemos y comprendemos hasta esos límites que no podemos sobrepasar, saber qué hacer con ellos. Limitar lo que es cierto de lo que no es... Lo que es puede ser como esas "esferas azules", también pueden ser blancas y brillantes"-es el ejemplo de lo que has visto, leído y ves con los años que se tienen y todo será más claro, porque recuerdas lo que te han dicho y de qué forma cruel pero para hundirte, para evitar que tengas estímulos, para hacerte creer que no vales, que no sobresalgas en en nada; porque lo único que se desea es que seas nadie, cuando se sabe que tienes mucho por contar o decir y que hay un fondo moral mucho más grande y genuino... Que vienes del sufrimiento y no de la opulencia, que conoces el mundo de otra forma y tienes una visión diferente de aquél que no ha vivido tus experiencias, pero se inventa carencias, dolor, desilusiones y hasta enfermedades, para conseguir esa creatividad superficial con otros fines y sumar tantos a favor. Lo que  oído, pero es así la realidad y no puedes cambiarla o negar que no has visto nada y menos, que todo te lo has figurado.

Yo, tu abuela, aún piensa que me falta aprender de otros para saber más de mí, pues son los otros los que con sus acertadas opiniones, sin envidia y con el corazón en la mano, siempre te dirán la verdad o te corregirán, empezando por tu madre y por mí. Jamás te mentiríamos porque sólo deseamos tu bien.
Cuando tengas alguna duda o te preocupe algo que no entiendes, acércate y nos lo cuentas sin agregar nada más que lo que ves o escuchas. Te hará bien y verás que no te quitarán el sueño aquéllos que desean permanecer con nosotros, aún después de haber fallecido, pero es necesario rezar y hacerles ver el camino de la luz, el mismo por el que venimos y nos vamos.
Porque , el que no piensa en Dios, tiende a olvidar su camino de vuelta.
Eso sólo nos indica que nadie muere del todo, que sólo perdemos la costumbre de llevar un traje que es de ilusión, un armazón muy inteligente hecho de huesos y forrado de piel con vida, por tener una perfecta construcción para mantenerse la mayor parte del tiempo, con salud y reluciente. Es porque lo necesita el alma... Nuestra principal esencia que como una crisálida se está formando y tarda en salir de esa prisión oscura, donde ella misma consigue su metamorfosis para hacerse con un cuerpo alado.

Somos como una semilla. Tenemos un traje muy bonito, perfecto y útil para movernos, hacer cosas que sin el no haríamos, pero no deja de ser un estorbo, para quien no sabe estar sin el a ratos o cuando fallece le deja de servir, hay que saber desde ahora y aprender cómo despojarse de todo lo que el alma lleva encima, le pesa y no le pertenece. No por ello debemos preocuparnos más de lo habitual. La magia viene con nosotros y reconoce todos los caminos, pero sólo hay uno de vuelta. Siempre se cambia de 'traje'...  después de purificar el alma con la muerte temporal. Es placentero no seguir usando el mismo cuando se aja, no funciona o se rompe.
...
"La maga" dio dos chupeteadas al 'pucho' de tabaco que ya quedaba, y dejó que el humo saliese de su boca hasta que volvió a dirigirse a mí, con sus ojos llenos de ternura, no sin antes haber tirado el  tabaco a la lumbre de leña encendida y lanzar un escupitajo sobre las brazas encendidas.
Ya se preparaba para empezar de nuevo su faena diaria y todo lo que necesitaba estaba encima de la encimera de la cocina tapado con un paño blanco. Pronto se sentiría el aromático guiso de verduras  con tortitas de maíz que tanto gustaba como comida de todos los domingos.

alv: "Ranitaa Azul"

jueves, 12 de abril de 2018

Se trata de vivir

No sé si los que piensan sobre los sabios, juzgan que ellos llevan razón, porque se creen más doctos para saber porqué. Pero necesitamos de su apremio para pensar por nosotros mismos, aunque recurramos a ellos.
¿Acaso, niegan la Sabiduría Creadora del que piensa o idea, porque reflexiona? Y, siendo parte de la misma razón que les lleva, a juzgar a quienes son el resto de los que piensan con todo derecho?
La ignorancia es atrevida. Eso, si consigue someter al pensamiento ajeno y, aún más si se trata del pensamiento único, tan en boga entre los líderes populistas de un lado u otro de  tendencias políticas. Se trata de aborregar a 'la masa', pues ellos ya piensan por ella. Pero en otros casos, la distracción evita que otros piensen, mientras dirigen al rebaño a sus prados.  (alattkeva)

Fotos: alattkeva


Se trata de vivir...
¡Vivir, crear, merecer la idea de un pensamiento propio!
¿Que no va a ninguna parte? ¿De acuerdo y qué?
No importa morir al día siguiente. Desear u obrar es buscar por la vida algunos cambios,
con su ritmo nuevo, sosegado, tranquilo y, sobre todo, libre. Libre que es lo mejor que nos puede pasar si no olvidamos a quien nos dio el regalo de la vida y sus mandamientos.
¿Por qué hay que adaptarse a todo pensamiento ajeno, cuando ya te consideras en equilibrio con lo que necesitas, para discurrir o tener una visión amplia y no plana de la vida, el mundo que nos rodea...? ¿Y pudiendo pensar por nosotros mismos sobre lo que nos falta o, indagar sobre lo que necesitamos, nos dejamos llevar de las ideas ocurrentes, que sólo sirven al halago humano y no benefician nuestra mente, aunque se ponga a Dios como parte del fin primordial de quien está interesado en el tema que divulga?
...
Es bueno despejarse de otras ideas sin descartarlas, desde luego. Enriquecen si son originales. Reflexionar sobre ellas y su manera de influir en el lector u oyente, que esa es otra... Pues, si producen un cisma interior en individuos débiles, faltos de espíritu, capaces de creer en todo lo que les digan, es inquietante no caer en cuenta lo que conlleva tanta responsabilidad por cómo se piensa y se asevera. No reparar en esos detalles de gran competencia o compromiso, pueden crear inquietudes imaginadas en quien no está preparado para un cambio en su vida; generando supuestas expectativas o perspectivas sensibles en mentes sencillas mentes que no están al tanto de la extraña forma en que se les explica, lo que pueden experimentar o limitadas y por su cuenta, sin ver los riesgos que puede correr o promover cualquier teoría, que altera la conducta del 'crédulo y comprador de sueños'. Además en la forma con la que se divulgan mensajes de todo tipo, no sólo los religiosos sobre cualquier divinidad o actitud ante la vida, que comunica con el receptor del mensaje.
Inquieta que quien lo recibe piense que es una forma de canalizar "la divinidad", Dios o el Creador, un conocimiento de ese mundo en el que, ya inmersos, formamos parte de insondables misterios e investigaciones científicas, que nos descubren otros mundos o maneras de hallar por fin las respuestas a tantas preguntas que nos hacemos. 
Si no producen esa completa paz que necesitamos, no pueden dar nada que ya no sepamos desde el Padre Astete, poner un ejemplo. Es necesario rehuir el mensaje. Esto me decían de mis mismas raíces y conocimientos o de otras ciencias antiguas, doctrinas y religiones legendarias, que intentaba el ser humano que emergieran como nuevas, viendo la utilidad que toda idea o pensamiento añejo, puede ser útil en cualquier presente de crisis espiritual. Hasta la ciencia anterior se da por descartada con una influencia masiva e invasiva; puede dar un nuevo juego a la vida de quien se olvida cultivar o leer y, sin reflexionar sobre la infinidad de caminos en que el ser humano ha transitado antes, ¿buscando un sueño? La verdad o el éxito de cualquier teoría en el pasado, que se abandonó un siglo o más, tiene mucha utilidad para los oportunistas del presente, y por falta de ayuda de aquéllos a los que no pudo convencer, se monta otro una realidad diferente que despierte interés y no se repita el fracaso. Porque ya se ha investigado aunque sin profundidad un tema delicado, si desea probar suerte de nuevo con un retoque. Es una locura más. Demasiadas teorías para no llegar a nada que pueda mejorar el mundo. 

Por eso en un poema que escribí hace algunos años y por temor a críticas dañinas, preferí guardar como tantas cosas de mi vida en el saco roto de lo que me circunda hasta el momento. Así que opté por ir a mi aire, pero a la vez darme un respeto y ofrecer a otros lo que pienso y que sufren por lo mismo o no piensan como yo:



¡Se trata de vivir!
Y mi deseo a mis años ya no se llena de temores,
pero si tengo otras tentaciones.
Se trata de hacerme un moño con mis neuronas,
-las que me quedan;
y ponerme un buen perfume encima:
con unas gotas de libertad.

Me basta ser formal con mi vida,
consciente de mis responsabilidades,
sin llevarme las ilusiones ajenas por delante.
Como ser humano consciente debo tener altura moral;
evitando tener la caradura de la mendacidad
sin elocuencia ninguna, sólo por disfrutar el rato,
para escuchar algo así:
"pero qué bien suena lo que dices"...

Ver desde la óptica interior
cómo se desliza por el canalillo mi suficiencia, me basta.
Es un buen aroma y gratuito.
Me avergonzaría si toda conclusión no es tangible,
incluso con un pensamiento acertado
en un mundo necesitado de todo, no de sueños imposibles.

Descubrirme, atrevida, mirando al rostro de 'todo dios...' Me duele.
¡Siendo Dios mismo! (...)
Y con una sonrisa descarada, decir que hagan lo mismo, que es muy saludable.ç,
me precipita al vacio existencial.
No sé, si mi Creador Divino, me mire demudado como cualquier ser humano.
Pero pienso y de ello estoy convencida,
que pasará de mí benevolente con 'su sierva'. Pienso y eso le consuela.
Me devolverá una sonrisa, "porque sabe que voy por buen camino".
Y para que no perderlo de vista, cuando venga a por mí, me dará un beso.

Asevero, sin salir de los márgenes de estos renglones,
sin crear polémica o alarma por lo que pienso,
Nos hacen un bien ante tanto sentir bueno, pero no más.

La ficción es como un perfume caro. Es notorio.
Por eso utilizo un antídoto: unas gotas de seguridad.
No me acostumbro a las atrevidas ideas, pero soplo:
*vilanos de diente de león, los que traen suerte.

Quiero quedarme a pensar dentro de mí,
frente a ese 'yo' trascendente que no juzga sin saber, ¡o sin mojarse!
Ése que me señala a mis años y me pregunta:
¿qué has hecho mujer?...¿No lo ves?, ¡Nada!
¡Ya te conocemos! Así en plural. Eso dicho, espanta.
Te figuras a dos personas o más molestas por lo que pienso
¡Duele!
Ese patrón del descarado e impensable 'yo', juega al Yoyó,
Y es que aprendo de la vida una lección tardía,
lo que nunca aprendí, y sí por los renglones del alma.
¡Y de lo que me ha ido cayendo de golpe por ingenua!

Reír en soledad -consuela- ...cualquier despropósito,
sin tener que callar
por favorecer al silencio traidor,
que mira sorprendido para otro lado... ¡Y va a sus cosas!
Nada va con el, no es su problema.
Porque la vida propia, necesita algo más que aguante en la espera;
es que, mientras te vas, puedes vibrar al ocaso:
zurcir la distancia y hacer un remate con locuras impensables,
pintar unos celajes de sueños, escribir cualquier cosa que se entienda
sorprenderse ante un resplandor de rojizos;
o sentir un alboroto por las canas, poniendo un arrebol en las mejillas
cuando las neuronas del moño, aún se desmelenan....¡Válgame el cielo!

No quiero que me amortajen para el sueño eterno.
-Que lo recuerden os míos. Es que ya te han matado varias veces.
Pero sí, desaparecer por ignición espontánea... 
-¡Jo, qué espectáculo, para no dejar ni rastro!
Tal vez, la fragancia de dos rosas en el lugar de un cuerpo yerto.
Evaporado, volatilizado, esfumado en el éter, me vale.

Sí, así va pensando esta mujer desafiando la artrosis, para mantenerme erguida.
No hay dolor, pero entorpece toda ella por todos lados.
Me peleo con lo que paraliza, mas es un digno batallar que me enseñaron.
No rompo mi equilibrio interior, cuido 'el molde' demasiado,
para no quejarme a diario.
Ando erguida y lo procuro.
 -Porque quiero ser yo... ¡Y no tú!
Porque entendiendo lo mío, comprendo al semejante y el mensaje.
Me constriñe la educación recibida,
pero es bueno rascarse recíprocamente.,,, Y que se entienda.
Podría ser  que...
estuviese emprendiendo la loca carrera hacia la meta...
porque sólo huyendo de este hoy,
volveré al lado de mis sueños,
porque se trata de mí y lo necesito.
 ¡Vivir, vivir de nuevo, pero conmigo!
...
Señor: aprendí la lección.

alv

*Vilano:  Apéndice de pelos o filamentos que corona el fruto de muchas plantas compuestas y le sirve para ser transportado por el aire. Del diente de león se decía que sí se soplaban sus flores secas y se pedía antes un deseo, era mágico porque se conseguía. "Ya en el siglo XVI Pier Andrea Mattioli, un médico italiano y autor de Commentarii in sex libros pedacii dioscorides, escribía: “los magos dicen que sí una persona se frota a si misma con un diente de león será bienvenido en todas partes y obtendrá lo que desee”.

lunes, 11 de diciembre de 2017

SONES DE MESTIZAJE


Australia Elisa Lattke Valencia11 de diciembre de 2013 a las 18:21 ·
Recordando el estilo de un poeta colombiano: León de Greiff
(Francisco de Asís León Bogislao de Greiff Haeusler; Medellín, 1895 - Bogotá, 1976)

No me quiero en egotismo,
jeroglífico sofista,
para llamar la atención;
me quiero positivista
partitura para versos
latido de corazón;
no retreta con corneta
ni tan tan para un tambor,
sí mi verso aventurero
colgado de tanto cielo,
que vaya sintiendo amor.
A mí me gustan coplistas
si tocan fagot con arte
Y los quiero Beethovianos,
debussyanos, mozartistas,   
y hasta alegres violinistas.
Pero también son relleno
los músicos callejeros,
bongoleros, maraqueros;
esos pobres soñadores
que van cantando boleros.
Los ilustres anarquistas,
con modales carreteros.
¡Guacharacas, bongoleros,
tocando con ron sin son!

Y, esto de hacer mis poemas
es disfrute personal,
si así me quiere la fiesta
seré trompa con timbal.
Y si lo quiere la orquesta
la tuba tendrá su amor;
se animará la gran fiesta,
añadiendo un xilofón. 
Pero todo en armonía
será siempre ensoñación.
No me quiero en egotismo,
jeroglífico sofista,
para llamar la atención;
me quiero positivista
partitura para versos
latido de corazón;
no retreta con corneta
ni tan tan para un tambor,
sí un verso aventurero
colgado sintiendo amor.
Elisa: en su "Ranita Azul"-1-5-13

A LA ORILLA

2007
Las ranas con templanza siempre saben
de la harina que amasa toda ciencia;
del aire que rehúsa levadura
bendiciendo semillas de abstinencia.
Cilicios por amor no son torpeza
si someten por fin a la soberbia;
pero sirven también a la cordura
impidiendo doblarse a la miseria.
A la orilla del alba ya se viste 
la galana belleza del invierno,
de nieve y hojarasca de lo triste,
que dejara un otoño sin su terno.
La vejez le regala a todo hombre
pan ácimo de amor y más, lo abrevia,
regalando a 'sus charcas' un reflejo
para el alma que alienta la conciencia.

''Una rana Azul''.
Es: A. Elisa Lattke Valencia

Por la hermana luna

11 de diciembre de 2014 a las 16:32 ·

Con el chal del tiempo por mi espalda
y su azar convidando a un tierno cielo,
se entretiene la vida en su desvelo
y los aires del viento por mi falda.

Con la sed en umbral de una sonrisa,
provocando mareas y huracanes,
se sacude la luna sus afanes
de este mundo de sueños de repisa.

Indudable pensar e incomparable, 
siendo el alma una alondra que va herida
con mis versos surgiendo de mi adentro.

Ya lo sabe el poema inimitable
que forjé por las olas distraídas,
cabalgando feliz hacia su encuentro.


Australia Elisa Lattke V. en: "don Anselmo"

domingo, 10 de diciembre de 2017

¡Sí, porque de eso se trata!


Me inquieta quien no piensa
y pensando nos ataca,
del ingenio del que sueña
con palabras y nos falta.
En un todo que se siente
si  aún vivos, se defiende.
Y por eso, mientras pasas
este tiempo tan absurdo,
te depuras como siempre
con la química del alma.



En el fondo de la luz
nuestros dedos son del mundo;
con sus manos impedidas,
con la idea desesperada,
con el tiempo descompuesto
con el cuerpo en la estacada.
Defendiendo tanto nuestro
escalando siempre nadas.
¡Vaya suerte la que tengo,
porque de eso, siempre trata!
De una lucha desigual
pero también placentera
detrás de cada misterio
que siendo verdad, no se enteran.


A. Elisa Lattke V.

Cuando yo me vaya

Foto: Felipe Castilla Lattke
 Imagen: Jardines de Aranjuez
Cuando yo me vaya
viajaré en el humo,
al viento en pavesas
donde me difumo.
Por brumas azules,
o hilachas de seda,
con duendes de cuento
danzando en la niebla.
Seré de tu llano
amor en salmuera,
tornando al vacío
en soles de espera.
Cuando yo me vaya,
prefiero la tarde...
Y ese beso dulce
donde pueda amarte.
Sentirte conmigo
en vida y por dentro,
dejando mi amor
inflarse en el viento.
En cualquier verano.
de tarde calmada,
escuchar los grillos
y algunas cigarras.
Silbarán los mirlos...
por montes y esteros,
sentirás que tiemblan
las voces de invierno
Mientras croa un sueño
debajo del agua,
suspirando al viento
que se lleva un alma.


alv: ''Ranita Azul''

En el arte de la escritura poética, resulta necesario ser imaginativo. Creador al mismo tiempo para ser original, dando otro giro al verso o su texto, sin tener que arrepentirte de resonancias o vicios del lenguaje, como repeticiones que para nada embellecen un escrito, y como en estos versos dejo esa mixtura sin apartar el lenguaje que no rompe la armonía de cualquier labor poética, aunque la ortodoxia la pida siempre y eso lo tengo en cuenta, pero hay cierta cadencia que se mece en la musicalidad de la palabra.
*Decir poco cribando las palabras para que suenen bien, es hacer acústica y armonía utilizando fonemas, sin que se hiera al silencio con algún chirrido o ripio.*


miércoles, 26 de abril de 2017

Mis 75 castañas pilongas
Contra la depresión
(Recetas conventuales)


A la vida pedí con desconsuelo
frenara tanto amor gritando ¡basta!
Que acabara ilusión que me desgasta
con promesa y amenaza, infierno o cielo.

En su conspicuo y complaciente celo
me miró preguntando: “si era casta;
porque, aún a mis años se subasta,
¡las edades del hombre en su deshielo!"

Desconsolada postulé de monja
intentando guardarme del demonio;
utilizando cilicio en los reveses
con friegas de asperón en vez de esponja...
Me consolé tocando en el armonio
una Tocata y fuga varias veces.


®Elisa Lattke en: “*Froschieblau”
24-Feb-09
(De: Poemillas con buen humor)


Tema: Morada   Mar Dic 29, 2009 8:13 am

Morada


Ceñida al oscuro vientre, me parió la tierra
con la palabra escrita sobre el maíz y el trigo;
y fui del corazón de mazorca que me abriga,
y de sollozo del aire con lágrimas de dáctil
así se fue cosiendo tu vida a mi leyenda.


Amor, te seguiré buscando por otros mundos.
te daré abrazo a tiempo y mi beso de camino,
en el fósil de árbol o en el fondo del limo,
con la avidez de un dulce que se come un niño.


De mi fuente serás
por el fluir del verso,
un rumor de palabras
un concierto de sueños;
en el corazón de hojas
anidando mi verbo
como una rosa blanca...
llevándome en tu pecho.


Porque para dar poemas me has dado tu fuego
del que enciende tu noche bajo un manto de estrellas;
y no soy más que cierzo que deshace una hoguera
porque soy la voz de Aquél que me trajo en el viento.



*

Elisa
Respecto al tema anterior comenté esto:


El amor es como la lluvia cuando se inicia...
Gotitas y gotas y goterones... hasta hacerce aguacero.
Mucha, molesta cuando ya se tiene; poca, no nos basta y, un término medio nos equilibra. El aborrecer u odiar nos trae muchos inconvenientes, aún sabiendo que podría ser un sentimiento negativo y por momentos, hasta recíproco. Prefiero evitarlo, siempre lo he evitado por enseñanza de una madre, pues ella tenía mucho para dejar de amar y nos enseñó a amar a pesar de todo.
Quizá esa sensibilidad no sea buena en el sentido práctico de lo que la vida nos exige cada día, pero hay que valer para hacer lo contrario y encima estar tan feliz y tranquilo, haciendo un mal o demostrándolo.
Me gusta empaparme de ese sentimiento como cuando llovía de verdad, y de niña me quedaba debajo de la lluvia feliz y con los brazos abiertos. Tengo amor, me lo dan todos los días los míos. Pero debo hablar de amor siempre en la mayoría de mis poemas, como todos nosotros, bueno, casi todos lo hacemos... El odio o el aborrecer, el rechazo o lo contrario al sentimiento termina por afear el rostro y apagar la sonrisa. Quienes nos procura esto se merece echarlos de nuestro corazón. Nos enferma el espíritu, debilita nuestra energía, matan las ilusiones. Ni por venganza daría algo negativo jamás. A mí que me digan que me volví loca por amor y no por lo contrario.

 Aunque algunas veces den ganas de ¡ca...... en la que fuimos envueltos!

********************************************************
Tema: Cuerpo líquido (Licor de amor)   Vie Feb 12, 2010 12:13 pm


Cuerpo líquido
(Licor de amor)

Disuélveme en el brillo de tus ojos
entre gotas de lágrimas del mundo;
adensada al amor de mis arrojos
sumergida en tu mar de lo profundo.

Perdóname el vacío que no lleno
ni el espacio en tu pecho con mi abrazo,
deshilando ternuras me sereno
y se funde mi tiempo en tu regazo.

Fermentados los versos por mis sienes,
soy cata en sentimiento que dedico
a paladar que embriago en primavera.

Y de mi copa bebes estos bienes,
el hechizo aromado que alambico
cada vez que me sientas... y yo quiera.



Elisa en: "Don Anselmo"
Feb/10

La vida está llena de renglones mudos, pero en sus letras se escuchan sus gritos. (alattkeva-06)


Barca de caracola...

La barca que a mí me lleva
se va meciendo en el mar,
le quitaron velas y ancla
y, a la deriva se va.

Mi barca no tiene motor
ni remos para empujarla;
la empuja el viento por popa
ni sextante le hace falta.

En el vaivén que la lleva
se mecen sueños de siglos,
los besos que no me dieron
son tormentas en litigio.

Esa pobre nave mía
se va a merced de las olas;
si despierto de mi sueño
la tengo en mi caracola.

Un beso Nachito y gracias. Elisa.

Agost-09


Publicado: Lun Mar 05, 2007 1:04 am    Título del mensaje: Vaivenes (en mi barca)

Despacio y sin prisa, te vas y vienes,
¡Y olas sorprenden, remojan y vienen!
Eres misterio que azota mi playa
de luna ociosa que juega y me llama.

Lujuria sin miedo, sueños, placeres;
goce y apetitos que… mueven y mueven…
Mareas y suspiros... crecen y crecen,
¡Mi mar enarbola y siento las olas
...unas tras otras, te tengo y me tienes!

Lentas, sin prisa, me mueves, te mueves…
...Las olas danzan… vaivenes, vaivenes!
La mar se encrespa,…¡Te meces, me meces!
¡Me inundas cielos de luces… selenes!

Un vaivén de baile y mares que quieren
movimientos, olas, suspiran, revuelven…
Y tu influjo, luna, crece…y me crece…
el amor se siente en danza de vientres.

Oleajes de noches que llevan desvelos…
oleajes de días que esperan, ¡desvelos!
¡El amor se mueve...al querernos siempre!


*Elisa en: "Don Anselmo"



Publicado: Lun Jul 09, 2007 8:26 pm    Título del mensaje: SIÉNTEME ASÍ...
--------------ººo--(º;º)--oºº--------------

Siénteme así...
amando de mi vida toda ella...
Y en tu adorada voz siendo la espiga,
cimbreando al viento... de tus llamas
y, madurando al sol de mis pupilas
que sienten que al amarte, te suspiro lánguida.

Amas mi cabello...
y cuando lo llevo suelto... me sonríes,
invitándome a la caricia de tus dedos
exponiendo la fresca y dulce fruta de los labios,
dejándo que vea el marfil den tu boca de presagios...

Amas mi cintura...
a punto de ceder ante tu abrazo,
en el pozo de dicha en que te alojas
esperando a beber de mi regazo...
Y de mi fuente la caricia matutina
...para tu boca que convida a cada paso.

Amas mi vientre...
en ese abismo de tu estrella que fulmina,
cuando mi ombligo te invita y te sugiere...
caminar y adentrarte por mis mares,
donde te ofrezco... que sientas mi locura
con la cómplice sonrisa de mi luna.

Lloro...,
este amor de escondite tras las nubes
de silencios interrumpidos por los grillos,
donde una rana con ellos da conciertos
por esas noches que iluminan la mirada
¡Y nos envuelve Saturno en sus anillos!

Y cuando nos desarropa el corazón latiendo,
ya somos nada, sólo dos locos pensamientos
que han invadido... de pasión... sus almas.


*
Elisa_________________
9-jul-07
Los ojos de la noche buscan las pupilas al alba, sólo así saben que se han iluminado de otro amanecer. (Ranita-05)